Associació Catalana per a la Integració del Cec

Sou aquí:

Taula Rodona: Balanç d’una dècada

Roser Serra

Iniciem la taula rodona. El títol i el tema d’aquesta taula és: "1992-2002, deu anys d’evolució per a les diferents discapacitats?". Per parlar sobre aquesta qüestió tenim en aquesta taula, a la cantonada, Francisca Llorens, Fany pels amics, que és membre d’ACAPS (Associació Catalana per a la Promoció de les Persones Sordes) i representant de les persones amb disminució auditiva a l’Institut Municipal de Persones amb Disminució de Barcelona. A la meva esquerra, María José Vázquez, membre de la Federació ECOM i representant de les persones amb disminució física a l’Institut Municipal de Persones amb Disminució de Barcelona. A la meva dreta, Josep Maria Buscató, delegat territorial a Catalunya d’ASOCIDE (Asociación de Sordociegos de España). I al seu costat, Joan Heras, membre d’ACIC. Tot seguint l’ordre establert en el programa, donem la paraula a María José Vázquez.

María José Vázquez

"Buenos días a todos y a todas. En primer lugar, agradecer a la asociación ACIC que me haya invitado para participar en esta celebración de sus diez años. A nivel personal he tenido contacto con algunos miembros de ACIC -con Neus y con Joan- lo cual me ha permitido conocer la realidad, otra realidad, de los ciegos. Yo pienso que ACIC es una asociación que tiene un gran futuro y que además es necesaria porque, a parte de defender los derechos de los propios ciegos, creo que también plantea un modelo de sociedad que va a permitir -en el sentido de cambiar- que sea posible hacer realidad el respeto a la diferencia. Como ha dicho la moderadora, soy miembro de la Federación ECOM, federación que aglutina a las personas con disminución física, y también soy representante de las personas con disminución física en el Instituto de Personas con Disminución de Barcelona.

Para hablar de estos diez años, de cómo ha evolucionado el tema de las personas con disminución, yo querría hacer una pequeña pincelada de cómo ha evolucionado el movimiento asociativo, porque creo que los logros conseguidos han sido posibles gracias a que el movimiento asociativo ha estado activo, ha estado presente y ha estado reivindicando nuestros derechos. Hacia los años sesenta, en la última década del franquismo, aparecieron las primeras asociaciones que dependían de la Iglesia, de la burguesía, en las cuales las personas con disminución física teníamos muy poco que decir: éramos meros objetos, unas veces de la caridad y otras veces para limpiar conciencias. En los últimos años del franquismo y en los primeros de la época democrática, empezaron a surgir en Barcelona y en otras ciudades del estado asociaciones en las cuales por primera vez las personas con disminución física eran los protagonistas: por primera vez hablaban, por primera vez decían lo que querían y por primera vez no permitían que otras personas decidieran por ellas. En esta misma época, en los inicios de la democracia, surgieron también los primeros órganos de participación en la administración en los cuales las personas con disminución física podíamos expresar nuestras necesidades y podíamos expresar cómo queríamos que esas necesidades se resolvieran. Este no ha sido un camino fácil, tanto a nivel personal como a nivel colectivo, ya que las personas con disminución física -y hablo des del punto de vista de las personas con disminución física, porque es el sector que más conozco- hemos sido personas poco valoradas en esta sociedad, que se ha creído poco en nuestra capacidad de plantear cosas coherentes, con criterios, y que éramos poco capaces de ser protagonistas -y de querer ser protagonistas- en todo un cambio que se estaba haciendo a nivel social. Llegamos al 1992, a la década de los noventa, y gracias a toda nuestra actuación, tanto a nivel social como político se percibió que éramos un colectivo que teníamos fuerza, que teníamos cosas que decir y que las queríamos decir. Se habla mucho de lo que significaron las Olimpiadas y las Paraolimpiadas de Barcelona: parecía que aquello había surgido de forma espontánea, pero si hubo una movilización para acudir a un evento social de personas con disminución fue porque antes hubo un largo trabajo de las propias personas con disminución para provocar que hubiera una sensibilidad hacia nuestro colectivo, que hubiera unos planteamientos de integración hacia nuestro colectivo y que se empezaran a normalizar nuestras vidas.

En la época de iniciar nuevos cauces de participación en la administración también empezó un trabajo de legislación. Pensamos en leyes como la LISMI, la Ley de Accesibilidad, la Ley de Servicios Sociales, etc. Este hecho permitió que nosotros, las personas con disminución, tuviéramos un marco legislativo que hasta entonces no teníamos para defender nuestros derechos y poder hacer cumplir derechos que nos permitían ser ciudadanos con los mismos derechos que podía tener otro ciudadano o ciudadana. Fue una época de grandes legislaciones, muchas de ellas pioneras a nivel europeo, y que nosotros recibíamos con gran satisfacción porque nos permitían tener un marco para exigir.

¿Qué situación tenemos hoy? En estos momentos tenemos leyes, leyes importantes, pero que a veces no se cumplen. Por ejemplo, la ley de accesibilidad que, aunque es una ley muy importante y pionera, tenemos muchos problemas para que se cumpla. Por lo que se refiere a la LISMI, que ha cumplido los veinte años, sólo se ha aplicado en un 62 por ciento.

Si analizamos la situación de las personas con disminución a un nivel más general, social, podemos decir que es un tema más comprendido, que nadie nos va a negar que tenemos unos derechos -educativos, de incorporación al mundo laboral, a las actividades lúdicas, al desarrollo como personas, a la satisfacción sexual...- pero sí que a la práctica nos cuesta poner en práctica estos derechos. Hemos avanzado: pasar de no tener prácticamente ningún tipo de derecho a que nos sean reconocidos es un paso importante, y es importante tener legislación que nos permita, con mucho esfuerzo, que esos derechos se hagan cumplir.

¿Cómo está el movimiento asociativo en estos momentos? Creo que para avanzar hacia el futuro es necesario que todos reflexionemos sobre esta cuestión. En el sector que yo represento hay gran cantidad de asociaciones de personas con disminución física. Cada asociación de alguna manera tiene su parcela pero hay dificultades para que todos tengamos una visión global y podamos tener una voz común tanto cuando vamos a hablar con la administración o cuando hablamos a nivel social para poder tener más fuerza que la que tenemos. Este es un tema todavía no resuelto, un tema sobre el que tenemos que trabajar. Sin duda, el hecho que cada asociación se mantenga en su parcela dificulta que tengamos más fuerza como colectivo. Yo soy u una de las personas que defiende que en el futuro tendríamos que tener organizaciones mixtas: teniendo en cuenta las características y las necesidades de cada disminución, sería conveniente organizar una entidad o una representación que nos aglutinara a todos. En realidad, todos tenemos las mismas necesidades -con características distintas- y todos tenemos que defenderlas en los mismos sitios. Y lo que permite que consigamos cosas es la fuerza que podemos tener entre todos. Sobre esta cuestión me han hecho reflexionar compañeros de otros sectores, compañeros ciegos, compañeros sordos- con los que des de hace años hemos trabajado conjuntamente en el marco del Instituto Municipal de personas con Disminución de Barcelona. Este trabajo nos ha demostrado que en la práctica cuando somos capaces de plantear cosas en común siempre hemos tenido más fácil encontrar soluciones.

Otro tema que preocupa y sobre el cual debemos reflexionar es el hecho que cuando hablamos de integración, cuando hablamos de colectivos con necesidades especiales, las personas con disminución se descuelgan. En estos momentos están entrando en este campo de necesidades otros colectivos que, permitidme que lo diga así y a veces se enfadan conmigo porque lo digo así, están más de moda. Son colectivos que tienen más fuerza y crean más problemas a nivel social que nosotros. Me refiero, en este tema, a un colectivo importante, con muchas necesidades, que es el colectivo de los inmigrantes, que evidentemente tiene muchas necesidades, que hay que cubrirlas, pero cuando se planifica y se habla de colectivos con necesidades específicas, en ningún momento podemos permitir que de ese colectivo se descuelguen a las personas con disminución, porque necesitamos que se planifique, que se presupueste, para cubrir nuestras necesidades. Este es un tema que nos preocupa porque hemos llegado al concepto tal de normalización que se piensa que ya se está planificando pensando en nosotros, que ya se está presupuestando pensando en nosotros, y no siempre es así. Por ejemplo, esta misma semana tuvimos la Junta Rectora del Instituto Municipal de Personas con Disminución de Barcelona y nos encontramos con problemas graves en obras nuevas que se están haciendo en estos mismos momentos y que no cumplen la ley de accesibilidad. Y no cumplen la ley en materia de barreras físicas, tema que parecía ya muy superado, ni por supuesto la cumplen para las personas con déficit visual.

Otro elemento que a menudo planteo es la necesidad de visualizar nuestra imagen. Yo siempre he creído que es más concienciador tener la persona con disminución al lado que hablar en teoría de la persona con disminución. Nuestra presencia real en los distintos ámbitos sociales es el elemento que permitirá que las cosas cambien más de lo que han cambiado, que se cuente con nosotros y que cuando se planifique se cuente con nosotros.

En otro orden de cosas, un tema que también preocupa en el movimiento asociativo es el cambio generacional. Al menos en el sector de las personas con disminución física, que es el que más conozco, puedo decir que las personas que estamos llevando el movimiento asociativo somos personas ya viejas, con todo lo que significa de positivo este hecho, pero que es necesario que nueva sabia entre en el colectivo, con u nuevo impulso de reivindicar, con un punto de agresividad que es necesario -siempre con el respeto a los demás-, con la voluntad de no bajar planteamientos (ya que el propio colectivo hoy estamos bajando cuotas). Es necesario, pues, que gente nueva, gente joven, coja la bandera de la reivindicación para seguir adelante.

Yo creo que debemos ser optimistas. Ha cambiado mucho la situación de la persona con disminución, tanto a nivel de programas concretos como a nivel de aceptación de la persona con disminución. Pero también creo que estamos en un momento peligroso y que debemos estar muy atentos porque no siempre cuando se planifica se tiene en cuenta a las personas con disminución; y también hay que estar muy alerta que no hablen por nosotros (muchas veces, el sector de técnicos, que deberían ser aliados, toman el protagonismo y deciden por nosotros).

Yo no sé si todas estas reflexiones pueden ser útiles. He planteado algunos temas que a mí personalmente me preocupan, como persona que lleva muchos años vinculada al movimiento de personas con disminución física, y que también nos preocupan a nivel colectivo como organización. El futuro es luchar todas las organizaciones juntas: esto nos enriquece, esto nos permite tener más fuerza y esto nos permite estar más presentes a nivel social.

Finalmente, también me interesa dejar sobre la mesa la idea que es importante fomentar la presencia de las personas con disminución en asociaciones y organizaciones de todo tipo, no sólo las propias del campo de la disminución. La presencia de personas con disminución en asociaciones de vecinos, en partidos políticos, en sindicatos, en movimientos culturales, etc, es importante porque de esta participación sacaremos el cambio necesario para que podamos ejercer nuestros derechos y además permitir que los demás ciudadanos y ciudadanas sin disminución sean cómplices con nosotros para conseguir una sociedad mejor, respetuosa con las diferencias."

Roser Serra

"Gràcies, María José, per la teva exposició tan clara. Totes les persones que tenim alguna disminució hem d’agrair-vos a les persones amb disminució física que heu treballat i lluitat molt pels drets bàsics, perquè ens heu donat exemple. La següent intervenció pertoca a Josep Maria Buscató."

José María Buscató

"Buenos días a todos. Quiero dar las gracias a ACIC por habernos invitado a participar. Es muy buena oportunidad para dar a conocer el tema de los sordociegos adultos. Yo hablo en castellano porque es mi lengua materna. Me gustaría explicar que no voy a dar una larga ponencia, porque deseo dejar tiempo para preguntas o dudas y sobretodo porque están mis compañeros sordociegos y quiero que también participen con sus opiniones o con lo que crean conveniente.

Antes que nada, voy a presentarme, me llamo José Buscató y soy el Delegado Territorial de Asocide Cataluña; Asocide es la Asociación de sordociegos de España. Como creo que las personas que me están escuchando saben poco o nada del tema sordociegos, empezaré por el principio, o sea explicando un poco cual es la definición de sordociego. Sordociego es la persona que tiene problemas combinados de vista y oído que le impiden tener una calidad de vida normal, esta es la definición que suelo dar; aunque oficialmente varía un poco de lo que digo, a mi me gusta esta definición porque es bastante clara y coincide en el sentido con las definiciones de otros países.

Al oír la palabra sordociego, todos automáticamente pensamos en una persona que no oye y no ve nada, esto es un error, la mayoría de los sordociegos tenemos resto visual y algunos también tenemos resto auditivo. Los sordociegos sin resto visual ni auditivo son minoría, más o menos un 10% del colectivo.

Las causas de la sordoceguera son múltiples y pueden ser hereditarias, enfermedades infecciosas como rubéola, etc. Los sordociegos se clasifican en diferentes grupos. Son 4 grupos:

  • Sordociegos congénitos. Son las personas que nacen sin vista y oído, son los niños sordociegos. Un tema que nosotros no explicamos por la gran complejidad y porque no tenemos experiencia, así que lo reservamos para los profesionales que trabajan con los niños sordociegos y por supuesto, para la asociación de padres con niños sordociegos.
  • Personas que nacen ciegas y luego tienen problemas auditivos.
  • Personas que nacen sordas y luego tienen problemas visuales.
  • Sordociegos adquiridos, son personas que nacen sin ningún problema ni visual ni auditivo.

La mayoría de personas sordociegas pertenecen al tercer grupo, o sea personas que nacen sordas y luego tienen problemas visuales. La mayoría tiene el Síndrome de Usher, o sea nacen sordos y luego tienen Retinosis Pigmentaria (RP).

Se ha de entender muy bien la gran diversidad de personas sordociegas, cada sordociego es como un mundo, lo que nos lleva a hablar de los diferentes sistemas de comunicación de las personas sordociegas.... Las personas sordociegas tenemos diferentes sistemas de comunicación. Al no tener vista ni oído, tenemos que utilizar sistemas no orales, aunque hay sordociegos con resto auditivo que si utilizan el oral, pero son minoría. La mayoría utiliza la lengua de signos en sus diferentes versiones, como LSC (lengua de signos de Cataluña), LSE (lengua de signos de España), LSC apoyada. También hay bastantes sordociegos que utilizan el dactilógico, que es el abecedario de los sordos, pero en la palma de la mano. También hay sordociegos que dibujan las letras en la mano o en el dorso de la mano. Y, por supuesto, no olvidemos que hay muchos sordociegos sin comunicación, aislados, por diferentes motivos, porque no han aprendido o por presentar problemas añadidos como el retraso mental.

Ya he explicado un poco el tema definición de sordoceguera y sistemas de comunicación de las personas sordociegas. Me falta añadir un dato muy importante, y es que la sordoceguera no está reconocida como única discapacidad y en consecuencia no hay marco legal; se está luchando para que sea reconocida como única discapacidad y no como la suma de sordos más ciegos.

Ya antes he nombrado a Asocide y en concreto a Asocide Cataluña. Asocide es la organización de sordociegos de España y, si no recuerdo mal, se fundó en el año 1993 en Madrid. Se fundó gracias al empuje y tesón de las mismas personas sordociegas. Antes de la fundación de Asocide, las personas sordociegas estábamos desasistidas y sin representación. El primer paso fue crear el servicio de guías-intérpretes. Este servicio es vital para nosotros los sordociegos. Los GI son profesionales que nos comunican con el entorno, nos guían y nos traducen al oral, lengua de signos, dactilógico, etc. Gracias a los GI podemos ir al médico, abogado, hacer gestiones, participar en conferencias, etc. Fue un paso decisivo para las personas sordociegas. El cambio ha sido más que notable, ya que ahora se han conseguido cantidad de cosas y muy importante es que Asocide ahora tiene diferentes Delegaciones, como son las de Cataluña, Madrid, Valencia, Aragón, Castilla Y León, Andalucía y País Vasco. Siempre como Delegado Territorial está una persona sordociega y quiero destacar a la Delegada de Valencia, Clara, ya que a pesar de que no oye ni ve nada, eso no le impide realizar muy bien su trabajo como Delegada de Asocide Valencia.

La influencia de Asocide Cataluña en las personas sordociegas está siendo impresionante. Antes de la fundación de Asocide Cataluña, nosotros, incluyéndome a mí, éramos un grupo totalmente pasivo, nadie se levantaba en las conferencias a hacer preguntas y ahora, damos conferencias y todos queremos participar y hacer preguntas. En mi caso particular, siempre habrá un antes y un después de Asocide Cataluña: gracias a Asocide Cataluña he aprendido infinidad de cosas, la más importante es a ser más positivo y a comunicarme mejor. En cuanto a mis compañeros aquí presentes, su evolución es impresionante, la verdad es que no los reconozco, tanto Lidia, como Isabel o Carlos están haciendo una labor impresionante. No voy a explicarla, porque deseo que sean ellos mismos quien la expliquen. Así que me dirijo a ellas para que expliquen cual es su trabajo en Asocide Cataluña.

Antes de terminar esta ponencia, quiero decir que no todo es un camino de rosas, falta todo por hacer. En primer lugar, que la Sociedad nos conozca, ya que ignora totalmente el tema sordociegos. Gracias a conferencias como esta, el tema sordociegos adultos se irá conociendo. Otro tema que queda todo por hacer, son la carencia de soluciones residenciales, ocupacionales, cursos para sistemas de comunicación, etc.

Como recursos tenemos a Asocide, también el apoyo de ONCE a través de Fundación ONCE y el apoyo de Fesoca (Federación de sordos de Cataluña), entre otras entidades.

Lo más importante es dar a conocer nuestro colectivo y a partir de ahí, con nuestro esfuerzo y el de todos, vamos a conseguir nuestro objetivo , que es el de mejorar la calidad de vida de las personas sordociegas adultas y conseguir una mejor integración en la sociedad.

Muchas gracias por escucharme y gracias a los GI por su trabajo. Ahora espero que mis compañeros completen la información."

Roser Serra

"Gràcies, José María, per tot el que ens has ensenyat. La següent intervenció serà de Francesca Llorens. Tens la paraula."

Francesca Llorens

"Buenos días a todos. Soy Fanny Llorens. Necesito deciros, en primer lugar, que es la primera vez que participo en una mesa redonda y estoy un poco nerviosa. Pido vuestra tolerancia y la ayuda de mis compañeros de mesa.

Soy una persona sorda postlocutiva y soy miembro de la Associació Catalana per a la Promoció de les Persones Sordes (ACAPPS). ACAPPS es una asociación sin ánimo de lucro creada para acoger, agrupar y atender las necesidades de las personas sordas y para conseguir que puedan llegar a ser y sentirse ciudadanos con pleno derecho en todos los ámbitos: familiar, social y laboral. Esta asociación está formada por personas sordas pre y postlocutivas, por padres que eligen para sus hijos nacidos sordos la educación oral, familiares, amigos y profesionales. Nosotros nos comunicamos mediante lalectura labial.

Como habéis leído en el tríptico soy miembro del IMPD como representante de la discapacidad auditiva, elegida por votación entre los afectados el pasado mes de marzo y tengo ilusión y esperanza en hacer bien mi trabajo. Tanto más porque los representantes de las diversas discapacidades que formamos la comisión directiva hemos decidido trabajar conjuntamente y la verdad es que para mí esta decisión se ha convertido en un auténtico curso de formación.

Creo que la discapacidad, actualmente, se encuentra con problemas a todos los niveles y por eso existe la necesidad de trabajar conjuntamente. Se encuentra con problemas a nivel sanitario, educativo, laboral, social, cultural, de comunicación…

¿Era peor hace 10 años? En cuanto a la sordera se refiere yo creo que sí. Tradicionalmente se entendía y se conocía a la persona mal llamada “sordomuda”. Se entendía su comunicación mediante la lengua de signos. Pero las personas que habíamos perdido la audición después de adquirir el habla no existíamos oficialmente. No se nos consideraba sordos por que no utilizábamos la LS y no éramos oyentes porque no entendíamos bien o porque no oíamos nada. ¿Qué éramos? ¿dónde estaba nuestro sitio?

Perdí totalmente la audición en 1979 y pasé casi 15 años sin oír absolutamente nada. Así el mundo para mí cambió totalmente y en todos los campos. Me quedé sin teatro, sin música, sin conferencias, sin televisión, con problemas en el transporte, en los edificios, en cualquier curso formativo, en casa. Para las personas que antes hemos sido oyentes es muy duro asimilar el cambio.

Hace 10 años esos problemas seguían ahí. En el 2002 ha mejorado la concienciación social, han empezado a darse cuenta de la diversidad en el mundo de la sordera. Muchas personas ya saben que cuando se encuentran con una persona sorda no deben gritar, si no vocalizar, TV3 subtitula cada vez más y la información nos llega.

Sin embargo aún queda mucho por resolver, sobre todo en cuanto a la información; en el transporte, en el teatro, en los cines, en las conferencias, en los edificios. … En las consultas médicas nos llaman por altavoz o desde dentro del despacho, hacer un curso formativo o cultural es prácticamente imposible para muchas personas sordas.

Las personas sordas, como tantas otras personas, necesitan terapia familiar, ayuda psicológica… Muy difícil conseguirla si el profesional no está concienciado y sin determinadas ayudas como un ordenador, por ejemplo.

Nos son de gran ayuda las FM, los paneles de texto, las señales luminosas, la transcripción de texto.

1992-2002 Diez años muy importantes para ACIC que celebra su cumpleaños. Muy importantes en el mundo de la sordera. Muy importantes para mi. En 1992 pude volver a oír mediante un Implante Coclear. Fue maravilloso, hasta podía comunicarme por teléfono.

Estamos en el 2002 y mis perspectivas son volver a la sordera, porque no hay recambios para mi Implante. Volveré a la sordera no porque mis restos auditivos hayan dejado de funcionar, sino porque no hay recambios para un aparato que, como una nevera o un coche, necesita de atenciones. Y es tanta la falta de esa atención, que recientemente se ha hablado de casos de meningitis. Para el resumen, informativo, se ha hablado de las tres marcas existentes en el mercado. No se han mencionado las que ya no lo están como la mía, o sea que no dicen de su tipo no hay casos, sino que ni se nos menciona. Nuevamente un grupo de personas sordas es olvidada.

Un IC es un aparato y un aparato necesita cuidados y recambios, los recambios suelen ser caros, las pilas también… No se acaba la historia con la operación.

Así como conclusión y sobre el tema que conozco, hemos evolucionado pero… queda mucho por hacer en todos los campos.

Muchas gracias por vuestra atención."

Roser Serra

"Gràcies per la teva exposició. I per ser la primera vegada que has estat en una taula rodona, ho has fet molt bé. Finalment, passo la paraula a Joan Heras, membre d’ACIC des de sempre."

Joan Heras

"Gràcies, Roser. Bon dia. Fer un balanç, una mirada general, a una dècada és un exercici interessant per tal d’evidenciar canvis o immobilismes, avenços, retrocessos o estabilitzacions. Però alhora és també un exercici difícil, ja que en uns quants minuts hem d’intentar assenyalar allò més rellevant, essent conscients que en fer-ho deixem al marge altres aspectes que també s’haurien de tenir en consideració. Així doncs, intentaré apuntar de forma esquemàtica allò que des de la nostra Associació considerem més rellevant pel que fa a la realitat de les persones cegues o amb deficiència visual durant aquesta dècada. Indicaré vuit aspectes.

  1. Durant aquesta dècada s’ha normalitzat una mica més la presència de les persones cegues en diversos àmbits socials. Pels carrers han disminuït comentaris com "ai pobrets" i un nombre cada vegada més important de ciutadans coneix les estratègies adequades d’oferir ajuda per guiar una persona cega; s’ha incrementat la presència de la discapacitat visual en diversos programes de ràdio o televisió, tot oferint una visió força realista de tot allò que implica la ceguesa o la deficiència visual. Probablement, les campanyes de difusió i d’explicació que s’han anat realitzant han ajudat a canviar certes actituds. Evidentment, malgrat això, encara Queda molt per fer.

  2. El coneixement de la realitat de les persones cegues no ha arribat, però, a la pràctica totalitat de responsables polítics, tècnics amb responsabilitats en el camp de les persones amb disminució o d’entitats de serveis públics. Durant aquests deu anys hem parlat amb molts polítics, tècnics i gestors que no coneixen -i sembla que no tinguin cap voluntat de conèixer- les nostres dificultats i les nostres possibilitats. D’aquesta manera, difícilment es poden generar polítiques o oferir serveis que ajudin a promoure una veritable integració. L’actuació respecte a la deficiència visual de responsables polítics o de gestors de serveis bàsics es pot concretar en una de les tres possibilitats següents:

    • No es prenen mesures que contemplin les necessitats de les persones amb deficiència visual, com si no fóssim una part de la ciutadania.
    • Es prenen mesures que només tenen un sentit propagandístic, per fer-se la foto, per figurar en informes, però que no es preocupen seriosament de millorar la realitat.
    • Es realitzen iniciatives interessants i adients però no se’n garanteix la continuïtat.

    Tots els casos concrets que citarem en els punts següents poden exemplificar i demostrar aquest fet.

  3. Un aspecte molt important per a nosaltres és el que constitueix les barreres de comunicació, és a dir, tot allò que ens impedeix accedir directament a la informació i a la cultura. Durant aquesta dècada es comença a parlar d’aquest tipus de barreres. En aquest sentit el Codi d’accessibilitat, aprovat l’any 1996 i que desplega la Llei 20/91,representa un pas endavant molt clar. El problema és que en aquest document les barreres de comunicació quedaven tot just apuntades però no especificades, no reglamentades amb paràmetres equivalents als que s’ofereixen per a garantir l’accessibilitat física. En el Codi d’accessibilitat es parla de possibles solucions per a persones amb deficiència auditiva i per persones sordcegues però quasi no es parla de persones cegues. Calia promulgar una revisió del Codi d’accessibilitat l’any 2000 i això no s’ha fet i no sembla que s’estigui treballant per a fer-ho. La conseqüència és que darrerament es van elaborant plans d’accessibilitat en diversos municipis en els quals no es parla de barreres de comunicació. Aquest és un fet molt greu i que caldria resoldre immediatament, però ni l’administració responsable -la Generalitat- ni els tècnics que elaboren aquests plans no sembla que tinguin cap interès en aprofundir en la resolució d’aquests problemes. Així doncs, malgrat que les barreres de comunicació formin part de la lletra de la llei, durant aquesta dècada ningú s’ha preocupat de tenir-ho en compte. Per tot plegat, doncs, s’han produït i es produeixen fets molt greus com per exemple:

    • S’està celebrant l’any Gaudí i, malgrat l’existència de propostes serioses (fer maquetes, elaborar fulletons en Braille, disposar de visites guiades amb explicacions descriptives i aproximació tàctil), no s’ha garantit l’accessibilitat.
    • S’han inaugurat o remodelat museus i no s’ha previst l’accés als continguts per part de les persones cegues.
    • S’ha inaugurat un teatre nacional i una ciutat del teatre sense sistemes d’audiodescripció.
    • Les institucions no fan arribar a la població cega o amb deficiència visual informació bàsica en un suport accessible.
    • La instal·lació de megafonia per anunciar la destinació dels trens en les estacions dels Ferrocarrils de la Generalitat -prevista en el Codi d’Accessibilitat- s’ha realitzat en els darrers anys, però va caldre fer un seguit de denúncies i negociacions per aconseguir que la Companyia fes allò que deia la llei.
    • Els autobusos continuen sense megafonia interna i externa i sense guies en Braille i en lletra ampliada d’horaris i recorreguts.
    • Properament s’editarà una nova Guia de Barcelona que, malgrat els esforços i treballs d’una comissió, no presentarà cap suport accessible.
    • Etc, etc.

    Cal remarcar l’esforç d’algunes biblioteques que han incorporat equips tiflotecnològics i serveis de lectura.

  4. El Braille ha començat a estar present en alguns àmbits importants: en medicaments, en productes d’higiene, en cartes de restaurants, etc, però malgrat això encara és insuficient. El fet que el sistema Braille no s’hagi reconegut com a codi de lectura i escriptura propi de les persones cegues, pot explicar aquesta poca presència. Precisament avui donem a conèixer un document en què parlem de la necessitat i la gran utilitat del Braille en diversos aspectes de la nostra vida quotidiana. El reconeixement legal permetria donar suport a aquest sistema de lectura per tal que més productes, documents, programes d’actes, etc fossin accessibles.

  5. Pel que fa a l’accés a la informació, durant aquesta dècada s’ha generalitzat l’ús de la informàtica en el conjunt de la població i, també, en part de la població amb deficiències visuals. L’accés a fonts d’informació essencials -diaris, enciclopèdies, pàgines web diverses- permet accedir a un volum d’informació que fa deu anys no era al nostre abast. Cal, però, insistir per fer més accessibles llocs que encara no ho són. És paradoxal, per exemple, que avui certes pàgines web de les ràdios -com Catalunya Ràdio- no siguin accessibles.

  6. Pel que fa a la promoció de l’accessibilitat i la supressió de les barreres arquitectòniques, cal remarcar que durant aquests deu anys s’han produït avenços per a les persones amb problemes de visió. Alguns exemples poden ser:

    • La instal·lació de semàfors sonors en diverses ciutats amb un sistema de comandament a distància unificat.
    • La incorporació del paviment diferenciat per senyalitzar recorreguts en espais públics, especialment en estacions de metro.
    • El mobiliari urbà s’ha començat a dissenyar de manera que no suposi un obstacle.

    Hi ha altres problemes que encara no s’han resolt, entre els quals volem destacar la dramàtica falta de voluntat política de prendre mesures per tal de protegir correctament les obres al carrer i instal·lar les bastides de forma que no siguin un perill. Malgrat l’existència d’una legislació claríssima, malgrat les incansables denúncies, la majoria d’obres que es fan als carrers de les ciutats catalanes no compleixen la llei i són un perill seriós per a la nostra seguretat.

  7. Pel que fa a la integració laboral, durant aquesta dècada s’ha aconseguit derogar l’annex del Decret 238/87 que impedia que les persones cegues poguessin disposar de certificats positius per a poder concórrer a processos d’oposició. Durant vuit anys hem hagut de pressionar perquè es superés aquesta vergonyosa discriminació que la Generalitat mantenia. Avui els responsables de determinar si una persona cega està capacitada per realitzar una tasca laboral són els Equips d’Orientació i Valoració, equips que, sense defensar uns criteris veritablement integradors, no defensen una exclusió oberta i sense fissures. La realitat global de la integració laboral, però, no és gens satisfactòria.

  8. Com a reflexió general, durant aquesta dècada de treball hem constatat que el paper de les entitats de base és necessari però difícil. Necessari perquè és la veu de les persones directament relacionades amb la discapacitat la que pot fer arribar propostes realistes per a anar millorant les condicions de vida. Aquesta tasca, però, és difícil perquè els mecanismes de participació i de corresponsabilització estan obstruïts, enquistats, immobilitzats. Sovint ens trobem amb els mateixos problemes que es van discutint i plantejant una vegada rere l’altre i que, en realitat no s’avança gens en la seva resolució. Sovint anem a parlar amb responsables que ens escolten però que no compleixen res d’allò a què s’han compromès. Sovint ens trobem amb comissions de treball que intenten elaborar propostes que acaben en un paper guardat en un calaix. En definitiva, els mecanismes de participació estan molt lluny de ser mecanismes veritablement democràtics, és a dir, útils i eficaços per a anar avançant vers una societat més justa."

Roser Serra

"Gràcies, Joan. Penso que en aquestes intervencions s’han dit coses molt interessants, s’ha parlat d’avenços i de dificultats, de necessitats d’unió, etc. Ara ja és el moment de parlar-ne entre tots."

En l’apartat destinat al col·loqui es va aprofundir en alguns aspectes tractats durant les exposicions. En concret, algunes intervencions es dirigiren a exposar nous aspectes de la realitat de les persones sordcegues -a partir de casos personals com el de la Isabel i el de la Lídia així com de dificultats i possibilitats col·lectives).

S’analitzen les prioritats del treball de les diverses entitats per als propers anys: difondre la problemàtica i conscienciar la societat de les dificultats i de les possibilitats de les persones amb disminució -especialment en el cas de les persones amb sordceguesa-, aprofundir en aspectes de mobilitat -especialment en el cas de les persones amb disminució física-, la creació de serveis, el treball unitari, la priorització de treballar per la supressió de les barreres de comunicació -en el cas de les persones amb deficiència visual-, la importància d’exigir als responsables polítics o de serveis que tinguin un coneixement de la realitat de les diverses discapacitats, etc.

Neus Salvat va tancar la taula rodona i les jornades amb aquestes paraules:

"En nom de l’Associació voldria agrair la col·laboració a totes les persones que ens han ajudat en les diverses tasques d’organització d’aquest acte i al públic que hi heu assistit. Em sembla que la taula ha estat molt interessant i que aquesta és una experiència que s’hauria de repetir més sovint. En realitat, hi ha moltes coses de les diverses discapacitats que no coneixem entre nosaltres. En el moment d’organitzar aquests actes ens hem trobat amb la dificultat de preveure totes les necessitats, algunes de les quals no les hem aconseguit fer prou bé. Però d’aquesta manera anem aprenent. En un altre sentit, és cert que hi ha comissions en què coincidim, però no tenim gaires espais per parlar obertament sobre totes aquestes qüestions. Esperem que aquests deu anys que ens esperen de feina serveixin perquè treballem més conjuntament. També esperem que noves persones s’apuntin a treballar en un projecte que nosaltres creiem útil i necessari. Gràcies a tothom i us esperem d’aquí a deu anys més, si tots tenim moral i ganes."

Article anterior: Dossier: L’ACIC fa deu anysArticle següent: Es tracta de tacte: descobrim un món de sensacions!

Compartir

  • Compartir a Facebook
  • Compartir a Twitter
  • Compartir a Delicious
  • Compartir a Meneame
  • Enviar per e-mail
  • XHTML 1.0 Strict vàlid
  • CSS Vàlid
  • RSS vàlid
  • nivell doble-A de conformitat, pautes d’accessibilitat als continguts web 2.0 del           W3C WAI

Creative Commons License Obra de l’Associació Catalana per a la Integració del Cec subjecta a una llicència de Creative Commons